Cazorla suena a ritmo de blues

XXI BluesCazorla

Artistas

Artistas

Historia

Historia

Ediciones

Ediciones

Seguridad

Seguridad

Escenarios

Escenarios

In Memoriam

In Memoriam

Multimedia

Multimedia

EDICIONES

Desde el 1994 haciendo historia...

Shemekia Copeland

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats

Popa Chubby

091

Mr Sipp

BluesCazorla se traslada a Texas con Nathaniel Rateliff, se emociona con Shemekia Copeland y crea el ‘I Concurso de Bandas BluesCazorla Blues Battle’

Los dos patitos se han cumplido ya en Cazorla. Veintidós años que dan para mucho y para celebrarlo una estrella emergente en el panorama de la música internacional como Nathaniel Rateliif & The Night Sweats, la resurrección de la mítica banda, 091 y la pasión de una de las blueswoman del momento, Shemekia Copeland.

En esta edición el blues comenzó a sonar antes de lo previsto. Y es que arrancaba la primera edición del Concurso BluesCazorla Blues Battle que contó con la participación de 13 bandas del panorama nacional que combatieron con música de buen nivel en tres pubs de Cazorla. Los ganadores fueron la banda albaceteña que entusiasmo de una manera asombrosa, The Niftys. El segundo lugar fue para The Jon Storey Band, una banda procedente de Mérida.

El jueves prometía en su mayor parte con un reparto de bandas nacionales de gran calado pero con el pistoletazo de salida del soulman blanco, James Hunter que volvió a Cazorla con su último trabajo ‘Hold On’. Después la banda más esperada de la noche con una plaza de Toros abarrotada de espectadores, 091 volvía a Cazorla después de casi treinta años. Un concierto que quedará para el recuerdo.

Bien entrada la madrugada Aurora & The Betrayers pisaron fuerte en el escenario Cruzcampo, una muestra de porque son una de las bandas emergentes en el panorama nacional del blues y el soul. Para cerrar la noche, Seydel Harpa Attack en un homenaje a la armónica de la mano de Mingo Balaguer, Emilio Arsuaga y Joaquín Rodríguez Rivas harán viajar a los espectadores por sonidos de James Cotton hasta Carey Bell.

El viernes arrancaba con uno de los triunfadores del concurso de batallas, ‘The Jon Storey Band’, una banda que se dejó la piel en el escenario y que encantó a los bluseros más madrugadores. Seguidamente L84 y The All Man Spirit amenizaron la mañana que cerró otra de las bandas destacadas del festival Pink Suede.

Por la tarde, arrancaba el escenario Jaén en Julio con las actuaciones de ‘Depravada Blues Band’, ‘Drum Cat Blues’ y el broche de oro de una banda con solera que dejó un concierto para el recuerdo, ‘The All Man Brothers’.

La noche se esperaba grandiosa, uno de los grandes del blues pisaba las tablas del escenario Cruzcampo, Lazy Lester que impregnó de sonidos de swamp a los espectadores de Bluescazorla.

Después llegó el turno del cabeza de cartel del festival, Nathaniel Rateliff & The Night Sweats, el cantante de folk sorprendió a todos con la edición de un fabuloso álbum de soul editado por Stax, el legendario sello de Memphis. A grito de su éxito ‘SOB’ dejó un concierto que los espectadores de Cazorleans tardarán en olvidar.

Pero el viernes no acababa aquí, un bluesman emergente saltaba al ruedo de Cazorla, Mr Sipp, un virtuoso de la guitarra con toques de blues del delta y al más puro estilo de Chicago, sin duda la revelación  del festival.

Para cerrar la noche, una gran voz femenina como Shakura S’aida, con su potente voz y muy cercana al jazz despedía la noche a lo grande.

El broche de oro al festival llegó con el sábado. Para abrir boca, The Niftys, ganadores del BluesCazorla Blues Battle, eléctricos y con un ritmo y una conexión asombrosa llenaron la plaza de Santa María. Después, Oli Brown en su versión en acústico mostró porque es uno de los artistas emergentes en el estilo rock. La gran Shemekia Copeland dejó boquiabiertos a los espectadores con su excelente voz y para cerrar el escenario, Lovehunters Blues Band, una versión diferente y divertida de algunos de los componentes de Los Perros del Boggie.

Para la tarde, no fallan. Txus Blues & Jose Bluefingers, a su estilo y con su nuevo trabajo hicieron bailar a miles de personas. Los Perros del Boggie pusieron su toque cuando empezaba a caer la noche y sirvieron de antesala a ‘Los Zigarros’, eléctricos y emotivos echaron el cierre al escenario Jaén en Julio.

La noche del sábado ilusionó más de lo esperado. Cord Carpenter Band se encargó de ello con influencias en canciones de Johnny Cash, Tom Petty y Jackson Browne. La gran Shemekia Copeland iluminó la plaza de Toros con su genial voz, dejando claro porque es una de las mejores voces de blues del momento.

Popa Chubby, volvió a Cazorla con su virtuosismo con la guitarra, un experto que nunca falla en sus citas. El broche final llegó con RavenEye Featuring Oli Brown que cerró el festival a lo grande.

BluesCazorla se traslada a Texas con Nathaniel Rateliff, se emociona con Shemekia Copeland y crea el ‘I Concurso de Bandas BluesCazorla Blues Battle’

BluesCazorla 2016

Wilko Johnson

Imelda May

John Hiatt

Los Lobos

Curtis Salgado

BluesCazorla cumple sus 21 años por todo lo alto

Las actuaciones de Imelda May, Wilko Johnson y Los Lobos llenaron el escenario de la plaza de Toros hasta la bandera.

BluesCazorla sigue cosechando éxitos. 21 años de historia de blues y un ambiente inmejorable. No es para menos cuando más de 25.000 personas acuden a un intenso fin de semana de música y buen ambiente, un evento que llena las plazas hoteleras de la comarca Sierra de Cazorla durante tres días.

Este año, la noche del jueves se presentaba muy fuerte, con la intención de dar un salto de calidad y completar tres días al mismo nivel. Curtis Salgado abrió fuego, una de las mejores armónicas del momento hizo viajar al público a ritmos de soul y R&B durante algo más de una hora. Llegaba el turno de la actuación más esperada de la noche, Imelda May brilló en el escenario como una de las divas de la época. Rockabilly en estado puro y una gran voz que impresionó, Imelda despidió a golpes de voz de “Bam Bam” su concierto en Cazorla.

Para cerrar la noche, una incombustible Nikki Hill con su guitarrista en su mejor versión. Nikki, se mueve en el escenario como pez en el agua y eso anima al público. Canciones como ‘Righy on the Brink’ o  ‘I’ve Got a Man’ sonaron con la energía que le caracteriza Así, se cerró el jueves blusero.

‘Cazorleans’, como se le llama a Cazorla en estas fechas se caracteriza por su ambiente en los distintos escenarios gratuitos de la plaza de Santa María, Teatro de la Merced y Auditórium del Cristo. Para el viernes, los bluseros disfrutaron de los conciertos de Dead Flowers, Moreland & Arbuckle, Lichis, Luke Winslow King, King Pug, Aurora & The Betrayers y los míticos Burning que completaron el aforo del escenario del parque del Cristo.

Para la noche, el blues de Chicago no puede falta en este festival. Willie Walker e Igor Prado a la guitarra se encargaron de ello con un blues enternecedor, esencia de BluesCazorla que no puede faltar en ninguna edición y en la que ellos se encargaron de que así fuera para así abrir la noche con buen pie. La actuación más esperada del viernes era la de Wilko Johnson, no defraudó y dio lo mejor de sí en el escenario, domina a la perfección su guitarra e interactuó con el público de una manera sorprendente. Wilko lo dio todo, como si se tratara de su último concierto y con grandes canciones que recuerdan y muy bien sus seguidores como ‘Barbed Wire Blues’, ‘Going Bach Home’ o ‘I Keep It to Myself’.

La noche del viernes se cerró con Moreland & Arbuckle que sorprendieron y dejaron ver que son un dúo a tener en cuenta en los próximos años. El broche final lo puso una de las revelaciones del blues, Selwyn Birchwood. Un guitarrista que no dejó de tocar hasta bien entrada a la madrugada y que fue la revelación del festival.

Sábado

El sábado se presentaba con fuerza. El ambiente crecía y la plaza de Santa María se impregnaba de amantes de la música, llenando terrazas, bares y restaurantes mientras escuchaban los temas musicales de Cazorleans Blues Band, Igor Prado, Marcus Bonfanti y José Luis Pardo.

La tarde continuaba con las actuaciones de Adrian Costa, Labelle y Marcus Bonfanti Band, un escenario que en esta edición ha completado su aforo en ambos días.

Para la noche, Edu Manazas & Whiskey Tren abrieron fuego con su blues eléctrico y marchoso. Seguidamente, John Hiatt & The Combo, 40 años de música americana, esa que se viene mezclando con todos los estilos que salen de su convulsa tierra: country, folk, blues, rock, soul con canciones que emocionan, canciones que han sonado en cassettes TDK y que sonaban a gloria y que enternecieron a los espectadores como Crossing de Muddy Waters o el homenaje a Joe Cocker.

La marcha estaba asegurada con la actuación de Los Lobos, a ritmo de blues y Tex-Mex y con 40 años de música a sus espaldas despidieron su concierto a ritmo de ‘La Bamba’ y haciendo bailar a miles de personas como nunca se había visto en BluesCazorla.

El colofón al festival lo puso la banda ‘The London Soul’, un grupo emergente en el panorama musical que cerró dignamente y soplo las velas de 21 años de blues y música en Cazorla.

BluesCazorla cumple sus 21 años por todo lo alto

BluesCazorla 2015

Billy Branch

Lurrie Bell

Bettye Lavette

Billy Boy Arnold

John Primer

Andres Calamaro

Alvon Johnson

Ian Siegal

Nikki Hill

BluesCazorla cumple su XX Aniversario

Veinte años de historia y el reconocimiento de la ‘Blues Foundation’ como ‘Mejor Festival Internacional de Blues’.

Así, celebraba el festival su veinte cumpleaños en el que unos meses antes recibía en Tennesse, la ciudad del blues, el mayor reconocimiento que puede recibir un festival. Estos prestigiosos premios, ‘Keeping the Blues Alive’ fueron entregados en una ceremonia que tuvo lugar el 24 de enero.

La Blues Foundation aseguró que estos galardones que entrega de forma anual pretenden reconocer a las personas y organizaciones de todo el mundo que han realizado contribuciones significativas en este estilo musical. Este premio tiene aún más mérito si se tiene en cuenta que, entre la lista de 20 premiados, sólo hay cuatro galardones que han ido a parar fuera de Estados Unidos, un país donde el blues es una música que tiene una enorme importancia.

La Blues Foundation es una organización sin ánimo de lucro, con sede central en Memplhis, y cuenta con afiliaciones en más de 135 organizaciones y miembros en más de una veintena de países.

Para hacernos una idea de la importancia de este festival, en esta edición, más de 15.000 personas pasaron por Blues Cazorla, lo que contribuyó a llenar todas las plazas hoteleras de la zona y dejó un importante beneficio para el sector hostelero. Además, los conciertos que se graban durante el evento son emitidos por Televisión Española en los meses posteriores, lo que supone una importante promoción.

Y de esta manera, Cazorleans acogía a los artistas Billy Boy Arnold, Lurrie Bell, Bettye Lavette, John Primer, Billy Branch, Nikki Hill, Ian Siegal, Alvon Johnson, Coco Montoya o Andrés Calamaro, entre otros.

Batiendo records de público y con una alegría inmensa empezaron a sonar los primeros trastes de las guitarras en el escenario del Auditórium del Cristo el miércoles día 24, para recordar aquellos artistas y bandas que pasaron durante los primeros años por nuestro festival con motivo del veinte cumpleaños.

Así, Graham Foster, Mingo & The Blues Intruders y La Blues Band de Granada hicieron recordar aquella época en la que el blues se adentraba en Cazorla, en un festival más humilde pero con un toque muy especial.

Coco Montoya, abría la noche del jueves blusero en la Plaza de Toros, gracias a su buen conocimiento del blues, recordando a BB King y el blues de Chicago sin dejar atrás el blues de Texas en el que dejó con muy buen sabor de boca al público.

Andrés Calamaro, mostró su versión más blusera y dio el toque nacional que se viene dando desde hace unos años. Calamaro, dejó su mejor versión ante un público entregado con sus canciones.

Cerró la noche Nikki Hill, que presentó a los espectadores del Bluescazorla su primer trabajo. Es una de esas voces que nunca pasan de moda y que siempre se recibe con una sonrisa. Su banda es una de las responsables de ello, con la que consigue la mezcla perfecta del buen directo: calidad musical y buen rollo en el escenario.

La plaza de Santa María iluminaba en todo su esplendor el escenario para dar comienzo la jornada del viernes. Se presentaba como un privilegio escuchar el blues de Little G. Weevil, un joven valor emergente que dará mucho que hablar. Este artista afincado en América pero con raíces húngaras ha conseguido el reconocimiento en 2013 el International Blues Challenge de la Blues Foundation.

Las raíces de Chicago no pueden faltar en esta plaza y así fue durante la actuación del gran Lurrie Bell acompañado del incombustible Antonio Serrano en un dúo de guitarras y voces que arrancó los aplausos del público.

Un clásico grupo que ha visitado Cazorla desde sus inicios, cerró el viernes mañanero. Fede Aguado y su banda se dejaron la piel en el escenario con sus mejores temas y su gran espíritu, los espectadores no pudieron resistirse a corear sus grandes canciones como ‘Dicen que no tengo feeling’ o ‘El blues de la crisis’.

La tarde en el Auditórium del Cristo comenzó con la actuación de Zequi y su banda mientras empezaban a llegar los primeros bluseros en un concierto agradable e ideal para ir abriendo boca. Seguidamente, el grupo ‘Los Labios’ empezó a dar caña con su música y arrancando los aplausos del público que empezaba a notar como la tarde de calor iba disminuyendo. Los Deltonos cerraron la tarde blusera con Hendrick Rover como guitarrista y mostrando sus mejores dotes musicales hasta que cayó la tarde.

La noche del viernes comenzó con la actuación de Alvon Johnson y Pedro Andrea. Alvon Johnson, un bluesman de los pies a la cabeza con su voz profunda y su excelente destreza con la guitarra animó de una manera especial al público atreviéndose incluso con canciones como ‘Bésame Mucho’ y algunos clásicos.

En honor a la tradición y a la debilidad de BluesCazorla por el blues de Chicago. El viernes tenía lugar ‘Chicago Blues, A Living History’ de la mano de cinco de los grandes como Billy Branch, Billy Boy Arnold, Lurrie Bell, John Primer y Alvon Johnson, acompañados de Kenny Smith a la batería, Carlos Johnson al bajo y Billy Flynn a la guitarra. Ellos nos dejaron un concierto que se quedó grabado en las retinas del público.

La noche estaba siendo inmejorable, y lo siguió siendo tras la entrada de Ian Siegal, intenso y entregado en el escenario dejó un conciertazo innovador, mezclando estilos y animando al público.

Por último, la banda nacional mostró su destreza en el escenario, un escenario que pisaba por primera vez y en el que demostraron porque eran merecedores de estarlo. Un concierto vivo y con mucho ritmo para cerrar la noche del viernes.

Cuando la gente empezaba a abrir los ojos del intenso viernes, ya empezaban a sonar los primeros sonidos en la plaza de Santa María con el grupo local ‘Cazorleans Blues Band’. Le siguió el incombustible Ian Siegal igualando el concierto de la noche anterior y dejándose notar por el público que se iba acercando a la plaza.

En torno a las dos de la tarde, empezó a sonar el blues de ‘Suitcase Brothers’, formado por los hermanos Santos y Víctor. Con su talento a la voz y a la armónica demostraron porque su música está calando a nivel internacional.

Cerró la mañana un clásico ya en Cazorleans. Predicador Ramírez. Dio su mejor blues y su mejor estilo en un concierto muy vivo y que levantó al público.

El calor seguía apretando durante la tarde mientras comenzaba el primer concierto del escenario del Auditórium. Los creadores del himno de BluesCazorla, ‘Cazorleans’. Los grandes Txus Blues y José Bluesfingers. Todo el mundo acudió para ver su concierto en acústico y corear sus canciones. Les siguió el grupo Mr Groovy & The Blues Heads con su blues eléctrico y su toque rockero abrían boca para el más esperado de la tarde, Ariel Rot. El músico hico llenar el escenario del Cristo como no se recordaba, haciendo a la gente bailar y cantar hasta bien entrada la tarde.

La noche del sábado se esperaba especial. Y no podía ser de otro modo con los artistas que iban a pisar el escenario cazorleño. El gran Billy Boy Arnold, un grande del blues arrancó su concierto con sus canciones y sus influencias con Sonny Boy Wiliamson. Un blues elegante que quedó para el recuerdo.

La diva. Bettye Lavette, se subió al escenario y realizó un concierto elegante y con mucho ritmo. Su gran calidad vocal le permite arrancarse por blues, soul o rhythm & blues y así lo hizo en la noche cazorleña.

The Travelling Brothers volvieron a Cazorla y lo hicieron con más energía que nunca. Los vascos emprenden un nuevo viaje musical que les lleva desde Chicago hasta New Orleans, pasando por Nashville, Memphis y otro sinfín de ciudades y sonidos. Un viaje a través de toda la música de raíz afroamericana, un viaje en el tiempo entre décadas.

Cerró Eric Sardinas. Con el concierto más eléctrico de esta edición, dejando atónitos al público asistente en un concierto con mucha intensidad.

BluesCazorla cumple su XX Aniversario

BluesCazorla 2014

George Thorogood & The Destroyers

Janiva Magness

Fito y Fitipaldis

Otis Grand

Los Coronas

Anson Funderburgh

La potencia de George Thorogood y la voz de Janiva Magness entusiasmaron en el XIX BluesCazorla

Fito y Fitipaldis y Los Coronas dieron un toque rockero y nacional al escenario de la Plaza de Toros.

El jueves blusero pintaba bien con las actuaciones de Little Mike anda The Tornadoes, Fito y Fitipaldis y The Mighty Calacas. Ya el primero de ellos sorprendió gratamente en su actuación, entregado al público e interactuando con el, Little Mike y su banda The Tornadoes animaron el primer concierto de la edición de una manera sorprendente.

El primer toque nacional de esta edición lo dio Fito Cabrales y los Fitipaldis en un concierto menos rockero de lo que se esperaba pero con gran calidad en sus canciones. El remate final fue apoteósico con una banda entregada y un cantante más animado que dejó a los espectadores con muy buen sabor de boca.

Los mexicanos ‘The Mighty Calacas’ salieron al escenario con ganas de dar mucho ritmo y así fue. El público no paró de bailar durante su concierto a ritmo de swing y de un blues más eléctrico cerraron la noche del jueves.

El viernes blusero daba comienzo con las primeras notas de ‘The Walking Stick Man’, guitarrista, armonicista y compositor que demostró sus grandes cualidades en el escenario. Carlos Vudú & The Jukebox continuó con ritmos bluseros mientras azotaba el calor en el casco antiguo de Cazorla. Le siguió en el escenario ‘The Bluesdays’ que levantó a los espectadores y animó la plaza durante bien entrada la tarde.

Por la tarde, esperaba en el escenario del Auditórium esperaba un gran artista nacional, José Antonio García, ex del grupo 091, que realizó un concierto para el recuerdo, conocedor de Cazorla dio lo mejor de sí mismo para abrir boca durante la tarde del viernes. ‘The Band of Jimmy’ continuó con su música e impresiono al público.

King Bee cerró la tarde blusera con buen ritmo y con grandes solos instrumentales.

La noche se esperaba motivadora para ver a una de las grandes voces femeninas del momento, Janiva Magness, pero antes el armonicista Flavio Guimaraes abrió la noche con un recital de armónica que tan presente está en este festival desde sus comienzos.

Ahora sí. Janiva Magness subía al escenario y se hizo el silencio. Un espectacular concierto que no defraudó a nadie, una voz única y un poder en el escenario admirable, hacía que Janiva Magness saliera por la puerta grande como ya lo hizo en la edición anterior. Del soul al blues iba mostrando sus canciones donde sonaron temas de varios de sus trabajos como ‘Stronge for it’ o ‘Do I Move You’.

Bien entrada la madrugada. Anson Funderburgh desenfundó su guitarra y comenzó su recital de blues e hizo mover a todo el público a ritmo de swing en un muy buen concierto.

Nine Below Zero cerró la noche demostrando porque su banda está cogiendo nombre en el panorama internacional. Pusieron el broche a una noche estelar.

Con las pilas cargadas. El sábado se presentaba aún más potente si cabe. La ya tradicional plaza de Santa María sonó durante toda la mañana gracias a Lito & Suzzete Moncrief, The Acoustic Blues Company y Blind Lemons en una jornada más calurosa que la anterior pero que amenizada con su música y el encanto de las terrazas y bares de la zona se hacía agradable.

Por la tarde, Pepe Delgado & Blues Reunion abrían la jornada blusera del Auditorium. Buen ritmo y buena música. Seguidamente, Cosmosoul subía al escenario con un gran concierto con raíces cercanas al góspel y al rythm and blues hicieron un gran concierto. Lito Blues Band se encargó de cerrar el escenario Auditórium hasta el año siguiente con un gran concierto.

La noche se presentaba muy fuerte con grandes conciertos y a la espera de que George Thorogood y su banda ‘The Destroyers’ subieran al escenario. Antes, ‘Los Coronas’ sorprendieron al público con un “conciertazo”, alrededor de la plaza se podía observar los comentarios positivos de su concierto.

Tras el buen sabor de boca que dejaron ‘Los Coronas’ y tras hidratar el cuerpo tocó el momento del artista principal del cartel, George Thorogood.

Moviéndose como pez en el agua sobre el escenario y con sus grandes canciones como ‘Bad to the Bone’ no defraudó. Otra estrella del blues rock que pisaba los escenarios de Cazorla y que se iba por la puerta grande. Un gran concierto que dejaba a esta edición como una de las mejores.

Pero no todo quedaba ahí. Faltaba un amigo de Cazorla. ‘Otis Grand’, que desde la novena edición ya  visitó Cazorla y quedó enamorado de ella. Como es típico en el se entregó en el escenario con su guitarra y sus canciones.

Para poner la guinda al pastel. ‘The Milkiway Express’ despedía esta edición con buen ritmo.

La potencia de George Thorogood y la voz de Janiva Magness entusiasmaron en el XIX BluesCazorla

BluesCazorla 2012

Playing For Change

Keb Mo

Rosendo

Bob Margolin

Diuna Greenleaf

Johnny Sansone

La magia de ‘Playing For Change’, la elegancia de Keb Mo y el incombustible Rosendo acapararon las miradas de los bluseros en el XVIII BluesCazorla

The California Honey Drops, el tridente Bob Margolin, Kenny Smith y Diunna Greanleaf, Johnny Sansone y The Mannish Boys completaron un cartel de diez en el decimoctavo aniversario de BluesCazorla.

BluesCazorla cumplía su mayoría de edad. ¡Y de qué manera! Una primera toma de contacto en un nuevo escenario de la plaza de la Corredera como regalo a los espectadores por cumplir los 18 años. Paco Diune & Alfreedom, Mississipi Martínez, Sugarito Jou & Cutxu Maracas y Tofoi  Martinez & Alberto Gulias estrenaban este escenario en la tarde blusera dejando buen sabor de boca a los primeros aficionados que iba llegando a Cazorla.

El festival comenzaba fuerte cuando Keb Mo subió al escenario de la plaza de Toros. La elegancia en el escenario y sonando canciones de Muddy Waters daban la muestra de porque Keb se está convirtiendo en uno de los grandes del blues. Un concierto increíble para arrancar BluesCazorla. Seguidamente, Kity, Daisy and Lewis subieron al escenario con su versátil directo. Un buen concierto de estos jóvenes bluseros que darán mucho que hablar. Alrededor de las 01:30 de la madrugada llegaba el incombustible Rosendo. El artista de Carabanchel nunca defrauda y nos dejó atónitos con su espectacular concierto. No faltaron sus grandes temas ‘Agradecido’ y ‘Mala Vida’. En un jueves más largo de lo que nos acostumbra este festival, cerró la noche Pájaro con un concierto muy digno para cerrar la primera jornada blusera.

La plaza de Santa María tiene especial encanto. Y aún más cuando esta repleta de aficionados al blues que llenan las terrazas y bares de Cazorla. Diago Red, Los Gumbos & Tofol Martínez y el Tío Calambres hicieron mover el esqueleto a cientos de personas que se iban acercando por este escenario.

La tarde tenía un acento especial y un toque muy rockero con las actuaciones de Mallen Band, Jimmy Barnatan Band que empezaron a animar al público de una manera asombrosa. Cerro la tarde la banda Ferroblues, una de las bandas clásicas de la escena de soul y r&b española y de las pocas que pueden demostrar una trayectoria firme y reconocida durante más de quince años.

La noche caía y empezaban a sonar las primeras notas musicales con la actuación de ‘California Honey Drops’ que empatizó con el público muy bien, dejando grandes momentos con mucho “swing” y baile e incluso con alguna canción a capela. Pintaba muy bien la noche con la actuación de ‘California Honey Drops’. Y es que aún faltaban tres grandes actuaciones. Ver en el escenario a tres grandes músicos como Bob Margolin, Kenny Smith y la diva Diuna Greenleaf se presentaba emocionante. Una gran voz y dos grandes músicos que nos dejaron un recital del blues más puro que se puede escuchar hoy en día.

Como es habitual en Cazorleans, la armónica no puede faltar en ninguna edición. De eso se encargó el carismático Johnny Sansone, un gran especialista del instrumento blusero por excelencia y un concierto para recordar. Cerró la noche una banda amiga de BluesCazorla y muy querida por el público. Travelling Brothers. Como siempre se dejan la piel en el escenario y así fue un gran concierto de despedida del viernes.

Si el viernes fue emocionante, el sábado lo fue más. Ya por la mañana Steve Jordan & Moco de Pavo empezaron a mostrar su música en la plaza de Santa María. Le siguió Big Yuyu y Carlos Segarra Trío en una mañana muy calurosa y con muy buen blues. La tarde del viernes ofrecía una gran calidad musical y totalmente gratuita como viene siendo costumbre en Cazorleans. Comenzó la tarde CC Rider Band con un buen estilo blusero.

Txus Blues y José Bluesfingers, creadores de la canción que nos suena cada año y dedicada a este festival nos dejaron un concierto muy cercano e interactuando con el público. Ver a una artista de la calidad musical de Kirk Flecher Band y gratis no se presenta todos los días. Sus dotes con la guitarra son espectaculares en el que nos dejo unos gran “solos” de guitarra como broche de oro al escenario del Auditórium.

Los espectadores reponían fuerza con la rica gastronomía de Cazorla para coger con energía la noche del sábado. ‘Playing For Change’ arrancó su concierto con un elenco de artistas de distintos países y con una calidad musical sorprendente. Emocionaron, movieron al público y se despidieron con una gran ovación y un intenso aplauso en un concierto de sobresaliente. Si la música de raza negra se imponía en el escenario con ‘Playing For Change’. ‘The Mannish Boys’ no se quedó atrás. Y es que este grupo demostró su tesón en el escenario con un showman como Bobby Jones y una sorpresa inesperada, la guitarra de Kirk Flecher, un gran concierto. Bien entrada la madrugada era el turno de un especialista de blues.

El artista Lucky Peterson. Un animal instrumental en el escenario, toca el piano o la guitarra y hace mover al público de una manera sorprendente. Conocedor ya de este festival, Lucky dejó con muy buen sabor de boca al público. La decimoctava edición llegaba a su fin pero faltaba el broche final. Un eléctrico. Un monstruo en el escenario. Eric Sardinas. Guitarra en mano sorprendió a todos y para el final su guitarra en llamas y un solo eléctrico que dio el broche final al dieciocho cumpleaños.

La potencia de George Thorogood y la voz de Janiva Magness entusiasmaron en el XIX BluesCazorla

BluesCazorla 2013

Charlie Musselwhite

The Holmes Brothers

Bobby Rush

Sharrie Williams

Lil Ed & The Blues Imperials

M-Clan

Candye Kane

La armónica de Charlie Musselwhite, la entrega de Bobby Rush y la pasión de ‘The Holmes Brothers’ hicieron de BluesCazorla un festival de categoría

Sharrie Williams y Lid Ed & The Blues Imperials complementaron una edición de noche fantástica.

BluesCazorla se acercaba a la mayoría de edad y su calidad musical desde el décimo aniversario mantenía su nivel. Esta edición comenzó con un toque muy nacional en la noche del jueves con las actuaciones de José Ignacio Lapido, M-Clan y Julián Maeso.

José Ignacio Lapido, un conocedor de nuestra tierra y encantado con Cazorla dejó sobre el escenario toda su entrega y saber hacer con su música, acercándose al blues y sin dejar su rock apartado, realizó un concierto de sobresaliente.

M-Clan acercó su música a los bluseros con gran variedad instrumental en el que no faltaron canciones de su último disco como ‘Sopa Fría’ y algunas de sus míticas canciones como ‘Llamando a la Tierra’. Un buen concierto que animó y de qué manera al público de la plaza de Toros.

Tras la caída del cartel de Nick Curram. Era el turno de Julián Maeso en el escenario, con toques de su apreciado blues y arrancándose por el estilo folk puso el broche de oro a la noche del jueves más nacional que se recuerda.

El viernes mañanero se presentaba muy especial y no era para menos con la presencia del gran Charlie Musselwhite sobre el escenario. Así, el mediodía del viernes arrancó Cathy Claret, fusionando el flamenco con la música brasileña o el gypsy sound. Seguidamente, Charlie Musselwhite subía al escenario de la plaza de Santa María, una oportunidad única que no desperdiciaron los bluseros. Charlie hizo un concierto que quedará para el recuerdo aunque se reservó cosas especiales para su actuación del sábado noche.

A Charlie le sigue Virginia Labuat, acompañada al piano de Iñaki García, ofrece un concierto intimista, donde muestra sus buenas posibilidades vocales en un repertorio que abarca desde el blues clásico al jazz y el swing.

Greg Izor, miembro de la banda de Anson Funderburgh, nos sumergió en el blues más tejano y nos trasladó en un viaje al blues de Chicago como colofón al viernes mañanero.

El calor azotaba fuerte y empezaba a sonar el escenario del Auditórium con la actuación de Chicken Congress, un dúo formado por Antonio Travé y Tony Molina que desarrolló un blues muy especial. A continuación, llegó el turno de Lolo Ortega Trío que empezó a animar al público con sus temas. Y para cerrar la jornada, Troy Nahumko, con un concierto excelente.

La jornada de la noche se esperaba con ansia ya que el cartel era ilusionante. La dulce artista Candye Kane subía al escenario con su especialidad, el jazz, temas conmovedores e instrumentales que encantaron al público, después un rato de su buen blues que dejó muy buen sabor de boca.

El artista principal de la noche no se hizo esperar, Bobby Rush se dejó la piel en el escenario. El espectáculo combinó el blues de Chicago con el funk y un constante aluvión de bromas y risas ininterrumpidas. Un showman de los pies a la cabeza que dejó un concierto digno de recordar.

Tras reponer fuerzas con el gran concierto de Bobby Rush. Llegó un huracán de la música Lil’ Ed & The Blues Imperials, una puesta en escena espectacular con mucho color y mucho ritmo y con un viaje por el blues más puro de Chicago al blues más eléctrico y una banda entregada con el público, un concierto sorprendente e inesperado.

El colofón a la noche lo puso, Nalle & His Crazy Ivans, un muy buen directo para cerrar la jornada del viernes.

Tocaba darlo todo el sábado. Bebida refrescante en mano, la rica gastronomía de Cazorla y el sonido de Smiling Jack Smith & David Gwynn.  Jack y David nos ofrecen un concierto de blues acústico con algunas influencias del Piedmont y del folk-blues.

Le sigue Edu Manazas & Antonio Serrano. Dos de los grandes del blues nacional a dúo, con un directo cercano y con mucho ritmo. Un concierto que hacía grande la plaza de Santa María.

Para cerrar la edición de mañana blusera, Predicador Ramírez & The Hipsters que volvía a Cazorla por segunda vez, un lugar que le encanta y en el que se deja la piel en el escenario con sus canciones y su buen blues.

Para la tarde, tres buenos conciertos con Alex Caporuscio Trío, Guitar Not Soslim y Ferroblues. Una jornada con mucho ritmo, mucho swing y mucho baile para abrir boca a la noche que se esperaba muy emocionante.

Y así lo fue. Con la elegancia de Sharrie Williams en el escenario. Una cantante que transmite un gran sentimiento y que inmediatamente conecta con el público, lo toca todo, góspel, blues, soul y rock and b. Con una  excelente puesta en escena y una voz potente en el escenario, Sharri Williams se suma al elenco de divas del blues que han pasado por Cazorleans.

Se hace difícil describir a ‘The Holmes Brothers’. Buenos músicos y excelentes cantantes, combinan a la perfección sus voces en el escenario. Aunque su pasión es el góspel, mezclan a la perfección su estilo con el blues y el folk. Mucha pasión en el escenario y una muestra de porque son un grupo de los más grandes.

Faltaban dos conciertos para terminar. Y dos grandes músicos. Primero el más esperado de la edición, Charlie Musselwhite, uno de los mejores armonicistas en activo y un bluesman con historia, sus 29 discos lo avalan y su intensidad en el escenario mueven sensaciones a los espectadores. Un conciertazo.

Virginia Labuat cierra esta edición con su nueva versión blusera y despide hasta el año próximo a los bluseros que se acercaron por Cazorla para disfrutar de buena música y buen ambiente.

La armónica de Charlie Musselwhite, la entrega de Bobby Rush y la pasión de ‘The Holmes Brothers’ hicieron de BluesCazorla un festival de categoría

BluesCazorla 2011

Joe Bonamassa

Deitra Farr

Zora Young

Grana Louise

Jimmie Vaughan

Un regreso a Chicago con las ‘blueswoman’, acompañadas de un estelar Joe Bonamassa y la calidad de Jimmie Vaughan dieron luz al BluesCazorla 2010

Para completar el cartel, la entrega de Loquillo, la sensibilidad de Joe Louis Walker y la nueva estrella, Imelda May.

La propuesta de la noche del jueves se iba consolidando. Y no es para menos con el repertorio de artistas que iban a pasar esta noche en Cazorleans. Para empezar, Imelda May, un torbellino en el escenario que dejo perplejos a los espectadores bluseros. Sus influencias en el rock y el rockabilly hicieron mover el esqueleto del público en un concierto que mostraba la calidad musical que ofrecía esta edición. Esta noche iba de artistas que necesitaban un salto de calidad para conseguir su reconocimiento. Al igual que Imelda, Eli Paperboy Reed pisó las tablas del escenario Cruzcampo con mucha intensidad, aunque su especialidad es el soul, el blues no se le queda atrás. Un buen concierto. La nota nacional del jueves se quería consolidar. Así, Loquillo se presentaba a los espectadores con mucha energía. Como viene siendo costumbre en él, y sin acomodarse en el escenario, sacó su mejor repertorio musical como ‘Cadillac Solitario’, ‘Cuando fuimos los mejores’ o ‘Rock and roll actitud’. Un cierre de noche muy digno y con muy buen sabor de boca para afrontar los dos intensos días que aún quedaban por disfrutar.

El encanto de la plaza de Santa María es la esencia de Cazorla. Aún más, si es complementada con buenos bluseros como Hendrik Roever, Lluis Coloma Trío y La Brassa Band. Ambos, animaron durante toda la mañana con su música que tocaba todos los palos, blues acústico, soul y un poco de swing para ir moviendo el esqueleto.

La tarde planteaba un buen cartel. Para comenzar, Massena, con ritmo y poniendo a punto el ambiente para los vecinos ubetenses, Guadalupe Plata, bluseros de sangre y con influencias en el rock dieron un gran concierto en el que mostraron su valía para seguir creciendo en la música. Para cerrar la tarde, Mauri Sanchis, toca lo que le echen, blues, jazz, funk, se anima con todo y eso se lo trasmite al público. Un  buen concierto como colofón a la tarde blusera del viernes.

Los Deltonos, eran los encargados de dar comienzo el viernes noche. Comenzaron con mucha caña, desde el rock al Rhythm and blues, pasando por el Funk y un final especial. Llegaba el turno de la actuación más esperada de la noche. Joe Bonamassa. Joe desenfundó su guitarra y a ritmo de blues empezó a empatizar con el público. No faltaron temas de sus grandes discos como ‘Blues Deluxe’ o ‘You & Me’. Tambien tuvo tiempo para tocar algunos de sus temas más rockeros, una actuación que quedó marcada en la historia de este festival. Con la adrenalina en lo más alto tras el concierto de Bonamassa, tocaba el turno de Sugar Ray. Una banda estadounidense con mucho recorrido, sus seis trabajos los avalan y sus directos también. Y para cerrar la noche. Algo muy nacional. J. Teixi Band, la banda de Javier Teixidor, desde los 80 subidos al escenario y eso se nota. Rockabilly, el punk, el rhythm and blues o el pop son sus palos. Y su pasión la música negra. Así, cerraron una bonita e intensa noche.

Cazorla se convirtió en Chicago

El sábado se presentaba espectacular. Y no era para menos, hubo que madrugar algo más para poder disfrutar de Joe Luis Walker, en la plaza de Santa María, una oportunidad que no se podía desaprovechar. Gratis y en acústico. Joe, hizo un excelente concierto de lo más “puro”. Street Pickers continúo la mañana a ritmo de blues y rock. Para cerrar la edición blusera de la mañana, los amigos Txus Blues & José Bluesfingers. Como es costumbre en ellos, sus canciones son tarareadas por el público que a la vez bailó al son de su música hasta bien entrada la tarde.

La tarde arrancaba con la actuación de Susan Santos. Blusera de los pies a la cabeza realizó un bonito concierto con mucha energía en el escenario. Después era el turno de ‘La Incombustible’ y para cerrar ‘Miss in blues’, Esther González y Pedro Andrea, un dúo muy potente vocalmente y muy correcto en sus guitarras.

BluesCazorla se convertía por una noche en Chicago. Deitra Farr, Zora Young y Grana  Louise, un trío vocal impresionante que encantó al público. Un concierto que se hizo corto para los espectadores porque escuchar el blues más puro de Chicago de la mano de estas tres grandes voces siempre te sabe a poco. Hablar de Jimmie Vaughan, es hablar de historia y de uno de los mejores guitarristas de la escena de Austin. No defraudó a nadie. Influenciado por los grandes artistas como Albert King, BB King y Fredie King. Jimmie con su guitarra encandiló al público hasta bien entrada la madrugada. Quedaban aún dos artistas por actuar en esta edición. Uno de ellos era otro grande del blues, Joe Louis Walker, guitarrista y compositor, influido por el blues eléctrico realizó un concierto con mucho ritmo, gracias a su calidad vocal pudo mostrar su buen directo. Para cerrar esta edición, Buddy Whittington, sus vivencias con las bandas de John Mayall y Eric Clapton lo avalan. Un concierto muy instrumental para poner el broche final a la decimosexta edición de BluesCazorla.

Un regreso a Chicago con las ‘blueswoman’, acompañadas de un estelar Joe Bonamassa y la calidad de Jimmie Vaughan dieron luz al BluesCazorla 2010

BluesCazorla 2010

Dr Feelgood

Chicago Blues Revue

Watermelon Slim

Raimundo Amador

Robben Ford

Susan Tedeschi

BB & The Blues Skacks

BluesCazorla incorpora una noche más a su festival, vuelve a Chicago y disfruta con Dr Feelgood

Raimundo Amador dio un toque especial a la noche del jueves y Watermelon Slim sorprendió con su armónica.

Primera toma de contacto del jueves blusero. Y qué bien se lo tomaron los bluseros, plaza llena y a disfrutar de tres grandes conciertos de James Hunter, Raimundo Amador y un All Star Jam Sessión.

Mucho blues y mucha alma. James Hunter, con influencias en Van Morrison, empezó a derrochar blues en sus dedos, guitarra en mano realizó un concierto muy digno y muy blusero. ¡Un gran comienzo para una noche grande!

El gran Raimundo Amador pisaba las tablas del escenario Cruzcampo con gran expectación entre el público. El primer artista de renombre nacional tocaba en Cazorla de una manera única. Con su blues-flamenco y los temas de su directo “Noches de flamenco y blues”, Raimundo realizó un concierto de diez en el primer jueves blusero de Cazorla.

Para amenizar la noche, una All Star Sessión con varios artistas invitados que duró hasta bien entrada la madrugada.

El viernes prometía. Una mañana potente musicalmente hablando con la interpretación primera del dúo Walking Stick Man, derrochando blues en sus dedos y en sus gargantas. Un gran espectáculo.

Para el que se quedará con la miel en los labios en el concierto de Raimundo Amador, tuvo otra oportunidad de disfrutar su concierto en la plaza de Santa María en su versión más flamenca. Raimundo se mueve como pez en el agua en este tipo de conciertos que encanto a los espectadores.

Para cerrar la mañana blusera, JP Cumellas & Talavera con un concierto muy digno y que amenizó la plaza hasta bien entrada la tarde.

Johnny Perez Trio arrancó la jornada de tarde. Su directo es enérgico y contundente y la magia que transmite es tremendamente efectiva y dinámica, con un gran despliegue de técnica y pirotecnia y sus influencias en Steve Ray Vaughan dejó con muy buen sabor de boca al público.

El grupo ‘A Contra Blues’ continúo con sus temas y su versatilidad instrumental. Para cerrar, otra gran banda ‘Lone Rhino Club’, no paró hasta bien entrada la noche a ritmos del blues de Chicago y con temas de los grandes artistas  B.B. King, Muddy Waters o Tom Waits.

La noche se esperaba con ansia. Y es que la noche prometía. Para empezar, un Robben Ford entregado con el público. Guitarra en mano empezó a derrochar blues en sus notas sin dejar atrás su especial cariño al jazz y al rock. Una mezcla de sonidos y de canciones que encandiló al público.

Un personaje algo peculiar iba a pisar las tablas de BluesCazorla. Bill Homans, más bien conocido como ‘Watermelon Slim’, un showman en el escenario y un amante de la armónica.

Una garantía en el escenario y no es para menos si te has codeado con artistas de la talla de  John Lee Hooker, Robert Cray , Champion Jack Dupree y Bonnie Raitt. Un “conciertazo” que hizo estallar los sentidos y que se quedó grabado en la memoria de los espectadores.

La noche no podía pintar mejor. Pero aún faltaba por subir al escenario dos bandas y una de ellas la más esperada, ‘Dr Feelgood’. Un grupo con mucha historia en el que han pasado por el 15 músicos. Muy enérgicos en el escenario no pararon de tocar sus grandes canciones y a golpe de  rhythm and blues cerraron su concierto de una manera estelar.

‘The Funk on Me’ cerraron la noche con sus ritmos enfocados al jazz y al funk.

El sábado también se presentaba fuerte. Para comenzar el dúo, Vladi Olmos & David García empezó su concierto con buenos temas para ir despertando a los primeros bluseros que se acercaban a la plaza de Santa María. Entre refresco y refresco, Julián Freire & Ñaco se subían al escenario para acercar el blues del Mississippi hasta Cazorleans. Para cerrar los conciertos de la plaza, los grandes Txus Blues & José Bluesfingers con sus pegadizos temas no pararon de tocar hasta casi las seis de la tarde.

‘Granujas Dog Band’ abría la tarde blusera. Con buenas canciones y buena música empezaron a animar la tarde. Seguidamente, ‘The Blues Hackers’, con su blues eléctrico y purista mantiene abierta las dos vertientes y eso hace que el público disfrute con sus conciertos.

Para cerrar, la nueva banda de Lichis, ‘Troublemakers’, revivieron el blues de los años cincuenta de Willie Dixon, Howlin’ Wolf o Muddy Waters con su último trabajo ‘Chicano Blues’.

BluesCazorla 2009 estaba llegando a su final. Pero antes quedaba una gran noche con grandes artistas. Susan Tedeschi empezó la noche con una forma muy eléctrica con su mejor blues y sin dejar a un lado el soul. Susan demostró porque apunta maneras para ser una de las grandes del blues en los próximos años.

La gran actuación de la noche estaba por llegar. Un viaje al mejor blues de Chicago con el espectáculo, ‘Chicago Blues Revue’, con Billy Branch, Billy Boy Arnold, John Primer y Lurrie Bell. Un viaje hacía la música de los años 50, un concierto de lo más purista que encantó a todos los amantes del blues.

‘BB and The Blueshacks’, una banda alemana con muchos ritmos y con grandes canciones. Genios en el escenario y con mucha clase instrumental hicieron un concierto muy sobresaliente que impresionó al público.

La banda ‘Travelling Brothers’ cerró esta edición como mejor saben hacerlo con mucho blues eléctrico y con la energía que caracteriza a este grupo pusieron el broche de oro a quince años de Cazorleans.

BluesCazorla incorpora una noche más a su festival, vuelve a Chicago y disfruta con Dr Feelgood

BluesCazorla 2009

Johnny Winter

James Cotton

Reverend Horton Heat

Keb Mo

Janiva Magness

The Mannish Boys

La grandeza de Johnny Winter y James Cotton impregnaron del mejor blues el ‘XIV BluesCazorla’

La intensa voz de Janiva Magness, la elegancia de Keb Mo y el psychobilly de ‘Reverend Horton Heat’ completaron uno de los mejores carteles de la historia del festival.

2008 quedó en la memoria de todos los bluseros. La puesta en marcha de un cartel alucinante con artistas de la talla de Johnny Winter, James Cotton, Janiva Magness, Reverend Horton Heat, Keb Mo y The Mannish Boys ponía en relieve el gran festival que se iba a poder disfrutar durante la edición de 2008.

Pero antes tocaba pasar un agradable rato mirando el escenario de las emblemáticas Ruinas de Santa María con las primeras notas musicales de Hendrik Rover. Después, le tocó el turno a Campillo & Bañon, guirtarrista de M-Clan y compositor, que realizó un concierto en acústico excelente y con algunos ritmos bluseros.

Y para cerrar la mañana calurosa del viernes el ya conocedor de nuestra tierra Antonio Serrano junto a Kirk Fletcher, dos grandes bluesman que se complementan a la perfección.

Por la tarde, en el Auditorium del Cristo abría fuego la banda ‘The Fritos’ con su eléctrico blues que empezaban a animar a los espectadores. El grupo ‘The Taxi Drivers’ continuaron la fiesta con buena música y buen blues y rock. Miguel M. Band cerró la tarde blusera con un swing especial.

La noche prometía. Y así lo fue. Keb Mo, elegancia y tesón en el escenario. Con varios Grammys a sus espaldas se nota que apunta maneras para ser uno de los grandes bluesman en los próximos años, se animó con todo, desde el blues, al country pasando por el delta, un espectáculo que entusiasmó.

Una de las grandes divas del blues. Janiva Magness, pisaba por primera vez Cazorla dejando a los espectadores con muy buen sabor de boca tras su concierto. Una voz digna de escuchar.

Algo diferente se cocía en esta edición. El “reverendo”, James Heath, popularmente conocido como ‘Reverend Horton Heat’ salió al escenario al más puro estilo rockabilly acompañado de un swing especial, sin dejar atrás el big band y el punk, una mezcla que él define como “psycobilly” y que hace mover al público de una manera espectacular.

Después de estos tres intensos conciertos, la noche se cerró con la actuación de ‘Bluesfalos’, mítica banda española con un sentimiento blusero muy especial y un acercamiento al jazz que gusta mucho. Una guinda al pastel del viernes.

Tocaba coger el viernes con fuerza ya que se presentaba un día muy especial con un cartel impresionante. La plaza de Santa María se iba llenando de bluseros para empezar a escuchar a Gaby Jogeix con su acústico y su versátil forma de tocar los instrumentos. A continuación, era el turno de dos grandes guitarristas José Luis Pardo y Julián Kanevsky que hicieron disfrutar a ritmo del mejor blues a los espectadores. El broche final de la mañana, lo puso Joaquín Sánchez Dúo.

Por la tarde, tocaba escuchar a Killing Jazz, una banda con mucho blues y con otras vertientes como el swing y el jazz. Seguidamente, Jay Kaye, con el blues en las venas demostró porque se ha codeado con los más grandes como Led Zepellin o Jehtro Tull. Una oportunidad única de ver a un buen artista en un escenario gratuito.

A Julian Kanevsky aún le quedaban fuerzas para realizar un gran concierto junto a su banda. Un buen final a una tarde blusera muy especial.

La noche no se hacía esperar y el gran James Cotton subía al escenario de BluesCazorla. Hablar de Cotton es hablar de historia del blues. Del blues más puro del Mississipi. Un bonito concierto con su armónica y sus canciones con destellos de Muddy Waters y de sus maestros Sonny Boy Wiliamson y Little Walter.

La gran atracción de la noche se hacía un poco esperar, pero llegó. Sobre las tablas del escenario Cruzcampo, Johnny Winter, una leyenda viva del blues que hasta que no se pudo ver en el escenario era difícil imaginárselo en Cazorla. Sentado en su sillón empezó a derrochar blues con su guitarra, su parte más rockera y sus destellos de su amigo y maestro, el padre del blues de Chicago, Muddy Waters. Un directo espectacular que fue una pieza importante en la historia de BluesCazorla.

BluesCazorla es incansable. No te deja que te quedes por satisfecho con las grandes estrellas, porque a continuación, te ofrece otra. Esta vez ‘The Mannish Boys’ al escenario. Blues de Chicago y mucho ritmo, gran banda y grandes voces que hicieron mover el esqueleto de una plaza de toros abarrotada.

El show continuaba. Para echar el cierre a un festival único, un músico joven, Scott Mackeon, entregado en el escenario con su música puso el broche final a BluesCazorla 2008.

La grandeza de Johnny Winter y James Cotton impregnaron del mejor blues el ‘XIV BluesCazorla’

BluesCazorla 2008

Koko Taylor

Pinetop Perkins

Magic Slim

Billy Branch

Jerry Portnoy

Big Time Sarah

Bob Margolin

Popa Chubby

BluesCazorla se iluminó con una estrella, Koko Taylor

Magic Slim y Pinetop Perkins endulzaron el pastel en una edición que se quedó para la historia.

BlusCazorla 2007 se quedó grabado en las retinas de los miles de asistentes a una edición única y con una estrella en el escenario, nada más y nada menos que la reina del blues, Koko Taylor.

La expectación era enorme y los hoteles y establecimientos hoteleros iban colgando el cartel de completo, poder ver a una estrella de la música con tanta historia y con tanta calidad se antojaba imprescindible entre los bluseros.

Pero antes quedaban dos largos días de intenso blues y de mucha marcha como la que proporciona la Plaza de Santa María. En el escenario, Tota Blues Dúo para empezar con marcha la edición blusera, mucho y buen blues para dar el pistoletazo de salida. Después, dos de los grandes y en un escenario gratuito. Una oportunidad que pocos festivales ofrecen y que BluesCazorla quiere facilitar a todos los visitantes. Hablamos de Bob Margolin y Jerry Portnoy, dos fieras en el escenario. Jerry a la armónica y Bob a la guitarra no dejaron de tocar su blues más puro e influenciado por Muddy Waters, un espectáculo que agitó los sentidos del público.

Para cerrar, Txus Blues & José Bluesfingers con su peculiaridad y particularidad en el escenario dieron su toque blusero con sus canciones pegadizas y con su mejor blues.

Silver B.B. arrancó la jornada de tarde con mucha fuerza y con mucho ritmo. Seguidamente, subía al escenario ‘The Midnight Rockets’, una banda de Cataluña  enamorada del blues más clásico y que realizó un concierto muy digno en el escenario del Auditórium del Cristo.

Para cerrar la tarde del viernes, José Luis Pardo y Mojo Workers, un dúo muy eléctrico y con mucho swing que hicieron bailar a los espectadores hasta bien entrada la noche.

La noche del viernes pisaba fuerte. Y es que para empezar subía al escenario una banda muy reconocida en el mundo del blues, ‘The Muddy Waters Band’. Una de las últimas oportunidades de poder disfrutar de una figura como Pinetop Perkins. A sus 94 años, tuvo la valentía de visitar Cazorla y dejar atónitos a los espectadores. Ayudado por una silla de ruedas, y después de que sus compañeros abrieran la noche con algunos temas, se acercó sigilosamente a su inseparable piano. En el instante en el que el público presente se dio cuenta de ello, estalló en una monumental ovación, aclamando a una de las más rutilantes estrellas vivas del blues. Cuando entró en contacto con su teclado, con el ritmo incomparable de este selecto grupo de músicos y con el calor del público, pareció transformarse y regresar a su mejor momento. Visto en su silla de ruedas, ayudado por un asistente, no parecíamos estar ante la misma persona que subió al escenario.

En el escenario le acompañaban un gran elenco de artistas, eso sí, algo más jóvenes que él pero con mucha historia. Bob Margolin, Jerry Portnoy, Calvin ‘Fuzz’ Jones, Willie ‘Big Eyes’ Smith acompañaron a ritmo de blues de Chicago a su compañero Pinetops, un concierto inmejorable y que daba la sensación de que nos enfrentábamos quizá a la mejor edición de BluesCazorla de su historia.

Después de poder disfrutar de este histórico concierto se subía al escenario uno de los grandes, Magic Slim, acompañado de Big Time Sarah y del armonicista Billy Branch. Guitarra en mano, Magic Slim empezó a derrochar blues al más puro estilo Chicago acompañada de la enérgica voz de Big Time Sarah y del emblemático Billy Branch levantaron a todos los espectadores durante todo su concierto. Un largo y extendido aplauso despedían a estos tres artistas que dejaron el pabellón bien alto para esta edición.

Popa Chubbi, o Ted Horowitz, que actuó posteriormente, dejó claro desde que entró por la puerta del back stage que viene del Bronx neoyorkino. Con su voluminoso físico y sus tatuajes; con su forma de hablar y de andar; con su afabilidad hacia los fans, que adquiría en propiedad durante el tiempo que él creía oportuno; o con su actitud encontradiza y desafiante hacia los encargados de la seguridad cuando le solicitaron su acreditación, que él, como no podía ser de otro modo, no portaba. Pero, sobre todo, por su forma de entender el blues al mando de su banda y de su guitarra, con un estilo inconfundible en un bluesman que pasa por su mejor momento. Blues, punk, rock, hip hop y R&B se mezclan en un cóctel demoledor para el que quiera disfrutarlo.

La banda ‘Down Home’ se encargó de cerrar la noche del viernes.

Sábado

Los primeros rayos de sol ya daban fuerte en el escenario de la Plaza de Santa María y las ganas de los bluseros crecían expectantes de poder disfrutar de la reina del blues, Koko Taylor. Pepe Delgado y Colin empezaban con su blues en acústico y a ritmos de buen swing el público se animaba. Felix Slim continuaba la marcha con su blues muy cercano al country que anima a bailar y a disfrutar de sonidos muy pegadizos.

El viernes mañanero se cerró con la actuación de Malcolm y Ñaco, un dio muy intenso y que vino a la perfección par culminar la mañana, la gente animosa no paró de tararear canciones y de disfrutar con el buen rollo que transmitía la plaza.

La banda ‘Destilados’ daba el pistoletazo de salida a la tarde blusera del sábado, con ritmos muy cañeros rock, blues y R&B para comenzar la tarde con buen pie.

Los ‘Travelling Brothers’ visitaron en esta edición el escenario del Auditorio del Cristo, una amplia banda con un blues muy enérgico y eléctrico que siempre anima al público. Una banda amiga de Cazorla que siempre da la talla.

Predicador Ramirez, cerró la tarde de un forma asombrosa con mucha intensidad y con su mejor versión blusera. Aplausos y agritos de ¡Otra, otra! Terminó su concierto con una gran ovación.

La gente estaba ya expectante por ver a la diva del blues pero antes había que disfrutar de una gran guitarrista a la que se le esperaba un gran recorrido, Ana Popovic, esta joven guitarrista ya presume de haber tocado con artistas de la talla de Eric Burdon, Taj Majal, Buddy Miles o Double Trouble, y eso se notó en el escenario, excelente con su guitarra se despidió con una gran ovación.

Ahora sí. Koko Taylor subía al escenario de la Plaza de Toros, algunos espectadores se frotaban los ojos para ver si era realidad lo que estaban viendo. Agarró el micrófono y como es normal en ella empezó a sentir y a hacer lo que más le gusta, cantar blues, junto a su banda ‘Her Blues Machine’, con su voz áspera y potente y su estilo más clásico, Koko empezó a cantar sus grandes canciones de gran parte de su discografía como ‘Force of Nature’, ‘From The Heart Of A Woman’ y su último trabajo ‘Old School’. Entregada en el escenario se llevó una gran ovación y un extendido aplauso de agradecimiento por su entrega en el escenario y por dedicar toda una vida al blues.

Aún quedaban dos actuaciones para terminar. Le tocaba el turno a Rick Holmstrom, guitarrista de blues eléctrico con inspiraciones en el Rhytmn & Blues. Rick realizó un concierto vivo y con mucho ritmo, a su estilo y con ganas de cautivar al público, un fenómeno a la guitarra que dejó con buen sabor de boca a todos los bluseros.

Para cerrar, el show de Ñaco. La armónica es su pasión y eso se nota en el escenario, un excelente cierre de edición, con un cartel único y un festival histórico.

BluesCazorla se iluminó con una estrella, Koko Taylor

BluesCazorla 2007

Solomon Burke

Rick Estrin

Guitar Crusher

Duke Robillard

Jerry Portnoy

Kim Wilson

Los Reyes del KO

El capricho de ver a Solomon Burke y la simpatía de Rick Estrin encabezaron BluesCazorla 2006

El cuarteto Wilson, Lamb, Portnoy y Estrin complementaron una bonita edición.

BluesCazorla ya era uno de los grandes. Y este año lo era aún más ya que poder disfrutar de una actuación de Solomon Burke no era nada fácil.

Para empezar, como ya venía siendo costumbre desde el décimo aniversario, la Plaza de Santa María se empezaba a llenar de bluseros con la primera actuación de Blueshakers, un grupo muy eléctrico que empezó a hacer bailar al público desde las primeras horas, un buen comienzo de festival.

Le siguió en el escenario Curtis Acoustic James, una versión de blues en acústico muy decente y que gustó mucho en los espectadores. Para cerrar la jornada de mañana, Marcos Coll & Adrian Costa, bluseros desde que tenían uso de razón, hacen un blues muy pegadizo y se complementan a la perfección en el escenario, un buen cierre del viernes mañanero.

Por la tarde, a las 18:00 horas daba comienzo la actuación de Bar Blues Band. Una banda enérgica, con un blues muy potente que despertó a los más “remolones”. Seguidamente, ‘Blues de Bellota’, una banda con un estilo peculiar en su blues, tocan cualquier estilo cercano al blues y eso gustó mucho al público.

La tarde se cerraba con la actuación con Paul Lamb & The Kingsnakes, un gran músico y una gran banda, acercándose al blues más americano y negro echaba el cierre del viernes tarde.

La noche comenzaba. Y Sidney Selby subía al escenario de BluesCazorla. Más conocido como Guitar Crusher con una grandísima trayectoria donde ha tocado con artistas como Ben. E. King o ‘The Drifters’, Crusher empezó a derrochar blues con su guitarra acercándose al R&B, estilo que le encanta.

Los reyes de la armónica se subían al escenario, Kim Wilson, Paul Lamb, Jerry Portnoy y Rick Estrin dieron un recital de armónica espectacular. Los mejores armonicistas del momento juntos y en el escenario, una oportunidad única.

La simpatía en el escenario de Little Charlie & The Nightcats se notaba encima de las tablas del escenario de la Plaza de Toros, interactuando con el público como pocos lo hacen, Rick Estrin se marchó de BluesCazorla con una gran ovación y un extendido aplauso.

Quedaba la última actuación de la noche a cargo de Big Dezz y Sax Gordon, un esplendido concierto instrumental que encantó al público y que despidió la noche del viernes con buen sabor de boca.

Si el viernes fue bueno el sábado se reflejaba muy bien con algunas actuaciones estelares.

Las Ruinas de Santa María ya empezaban a sonar de la mano de ‘Edu Big Hands’, Edu Manazas, un virtuoso de la guitarra y espectacular con su blues, empezó a deleitar al público con su música hasta el mediodía. ‘Suitcase Brothers’ continuaba la marcha a ritmos de swing y rhythm blues. Para cerrar la edición de la mañana de este festival, nuestros amigos ‘Txus Blues & José Bluesfingers’, un encanto escucharlos y como siempre entregados con el público, no pueden fallar en Cazorleans.

Por la tarde, algo de ritmo para empezar con Juan Bourbon, Juan Street y Juan Beer, blues de calidad y con mucho ritmo para empezar la tarde.

Lito Blues Band continuó con su blues especial, el que más gusta a los espectadores, buena música y buen ambiente que se palpaba en el escenario. Para cerrar, una banda que empezaba a sonar muy bien, ‘King Bee’, con una sensibilidad especial por el rhythm blues cerraron la tarde-noche blusera.

El público expectante en la plaza de Toros para ver el concierto de ‘Duke Robillard’, un guitarrista con mucha historia, con 18 discos a sus espaldas y amante del blues, especialmente el de Texas y el Jump Blues sin dejar atrás su especial Swing. Un comienzo espectacular que abría boca y de qué manera el próximo concierto.

Era el turno de la gran estrella del festival ‘Solomon Burke’. ‘Solomon Burke’ es una persona muy especial. Tan especial que tuvo con el corazón en un piño a la organización los días previos a su esperada actuación en Cazorla. Es una estrella y lo tiene claro y el firmamento tiene caprichos que deben ser órdenes. Hizo construir un trono especial para su actuación. Cuatro docenas de rosas rojas sin espinas y con el tallo largo estaban situadas a ambos lados del escenario. Irrumpe su banda y deja claro que son virtuosos uno por uno y agrupados. Tras dos temas el obispo Solomon –tiene su propia iglesia- aparece ataviado de rey, de “king”. Le acompaña su hija, una de las veintiuno que tiene, que le seca el sudor de la frente con mimo filial. “Tengo un mensaje de esperanza y amor para todos vosotros”. Comienza el espectáculo y opta por mostrar todos los clásicos del soul Otis Reding, Ray Charles, Sam Cooke, James Brown o Wilson Pickett. Después se dirige al público, lo bendice y lo hace al escenario para bailar y regalarles las rosas y rosarios. Al final acaban sentados como en una ceremonia, en al que sólo faltaba decir “alabado sea Dios”. Y él lo dice, seguido de un ritmo frenético con “I Need your love in my life”. Viento, coros, guitarra y espectáculo que agradece el público de una manera muy especial.

‘The Fabolous Thunderbirs’ eran los siguientes en actuar y dejaron el pabellón bien alto, una gran banda con grandes músicos. Guitarras, bajos, baterías, una mezcla de sonidos del blues más añejo hasta el más eléctrico. Y es que escuchar a este elenco de artistas da gusto, Kim Wilson, Nick Curran, Kirk Fletcher, Gen Taylor, Ronnie James Weber y Jimi Bott dieron un recital de blues.

La noche se cerró con los incombustibles ‘Reyes del KO’, Soul, funky, rock y rythm blues al servicio del espectador con el pequeño Costa como un gigante que dirige al público a su antojo. Es imposible no mover un pie al ritmo de su guitarra o de los soplidos de Marcos, que es capaz de fumar y soplar la armónica a la vez.

El capricho de ver a Solomon Burke y la simpatía de Rick Estrin encabezaron BluesCazorla 2006

BluesCazorla 2006

Robert Cray

Magic Slim & The Teadrops

Mavis Staples

The Commiments

Lucky Peterson

Un Robert Cray estelar brilló en la undécima edición de BluesCazorla

Magic Slim, The Commiements y Mavis Staples pusieron la guinda al pastel en un festival en crecimiento.

BluesCazorla seguía creciendo y lo hacía a un ritmo frenético. Para la undécima edición un plantel de artistas inigualable con la figura de Robert Cray como artista destacado y acompañado de artistas de la talla de Magic Slim, Mavis Staples, Jerry Portnoy y The Commiments. Una muestra del potencial que cada año quería ir ofreciendo BluesCazorla.

Para empezar la noche del jueves, algo peculiar, la fiesta de la Terrera con artistas invitados como Otis Grand y Guitar Ray, un ambiente distinto y muy blusero para abrir las puertas a BluesCazorla 2005.

Ya el viernes, el escenario del auditórium del Cristo empezaba a desprender los primeros sonidos con Conan Carmona Blues Band, Blues Session, Malcom Scarpa y Osi Martinez y El Trio del Saco. Cuatro buenos conciertos en cuatro horas que servían para abrir boca un bonito festival.

El escenario de la plaza de Toros ya brillaba con su espectacular puesta en escena de sonido e iluminación. En el escenario en ese momento subía Jerry Portnoy, virtuoso de la armónica y muy cercano al público empezó a desprender blues y a animar al público. Una actuación perfecta para empezar la edición.

La cosa pintaba fuerte para la noche del viernes. Y es que nada más bajarse Portnoy del escenario subía el plato fuerte de la noche, Magic Slim y su banda The Teadrops. Guitarrista y especialista en el blues más puro de Chicago, un concierto que estilos que encanta en los espectadores.

Tras el conciertazo de Magic. Llegaba el ritmo a escena y las ganas de bailar de la mano de ‘The Commiments’. En el concierto se podrán escuchar canciones como ‘Mustang sally’, ‘Try a little tenderness’, ‘Mr.Pitiful’, ‘Destination anywhere’, ‘Chains of fools’, ‘Take me to the river’ o ‘In the midnight hour’, entre otras. Entre los miembros del reparto se encuentran varios cantantes de los Commitments originales, como el guitarra Kenneth McCluskey (Derek “The Meatman” Scully) y el batería Dick Massey (Billy “The Animal” Mooney).

Un concierto con mucho ritmo y mucho baile.

Continuaba la noche con la actuación de una mágica del violin. Liza Haley & The Zidecats con su violin azul en mano y sus sonidos en forma de jazz, R&B y celtas empezó a mover a la gente y a animar la noche de una forma única. Sin duda la revelación de la noche.

Para cerrar. ‘Mr Hurricane Band’, que puso el colofón a la noche con buena música.

Sábado

Tras una noche del viernes asombrosa. Tocaba darlo todo en el escenario de la plaza de Santa María, desde bien temprano. De la mano de Fede Aguado y Nanos Blues Band la mañana iba cogiendo forma con buena música y buenos ritmos bluseros, este emblemático escenario empezaba a mostrar a los organizadores el buen ambiente que transmití, de ahí, la firme apuesta por ir mejorando este espacio que hoy en día nos deja horas y horas de buen blues y a coste cero.

Por la tarde, en el escenario Senheiser, abría fuego Sun Street Band, le seguía Black Cat, Tres O’clock y para cerrar, Los fastuosos de la Ribera. Una jornada de tarde muy intensa con buena música y mejor ambiente para ir a por la jornada de noche.

La noche no se hacía mucho esperar y los espectadores iban ocupando su lugar en la plaza y en las gradas para ver a una diva del góspel y el soul, Mavis Staples, una voz única aunque su estilo se pega más al góspel y al soul se acercó al blues más puro de Chicago con algunas de sus canciones, sin duda una actuación para recordar.

Era el turno del cabeza de cartel de esta edición, Robert Cray. Un concierto a su estilo con mucho blues y con toques de jazz, Robert, demostró porque es uno de los principales guitarristas del panorama blusero, no es para menos cuando te has codeado con los grandes como BB King, Eric Clapton o Stevie Ray Vaughan. Todo un conciertazo. Aún quedaba mucha noche. Y para subirse al escenario el carismático Lucky Peterson, piano, guitarra y mucho blues del contemporáneo, le encanta también el góspel por eso se anima con todo, interactúa como nadie con el público por lo que hizo de su actuación, una actuación de diez. Para cerrar esta edición, Lazy Jumpers, una buena banda de blues para soplar las velas de los 11 años de blues en Cazorla. Un Robert Cray estelar brilló en la undécima edición de BluesCazorla

BluesCazorla 2005

Buddy Guy

John Mayall & Bluesbreakers

Rod Piazza & The Mighty Flyers

Sista Monica

Otis Grand

Carvin Jones

Buddy Guy, John Mayall y tres nuevos escenarios para celebrar el decimo aniversario de BluesCazorla

BluesCazorla 2004 significó el salto de calidad de un festival que se han convertido en uno de los mejores festivales de blues del mundo.

Era el año de un salto de gigante. La apuesta del Ayuntamiento de Cazorla de crear un festival de renombre con un salto de calidad empezaba a realizarse.

En esta edición, tres nuevos escenarios con actuaciones gratuitas para todos los públicos y un plantel de artistas en un mega escenario principal que mostraba la calidad musical con la que quería seguir trabajando BluesCazorla.

Como artistas principales en esta edición, algo inédito casi en España fue posible en Cazorla, juntar en un mismo escenario a artistas de la talla de Buddy Guy, John Mayall, Otis Grand, Rod Piazza, Sista Monica o Carvin Jones.

Algo nuevo y bueno se estaba gestando en BluesCazorla. La tarde del viernes con conciertos gratuitos y un homenaje al blues hispano con las bandas Tota Blues Band, Lema Blues Band y Bluesfalos, la primera oleada de conciertos gratuitos en el auditórium del Cristo que encantó a los espectadores.

La gente estaba impaciente de ver como había quedado el espectacular recinto de la plaza de Toros con un escenario alucinante y un plantel de artistas en el escenario que asombraba. Para empezar, Danni Boy & The Jumpers inauguraba el escenario de una manera muy potente, dando a conocer que este festival iba a recordarse para siempre como uno de los mejores de la historia del blues en España.

Era el turno de un gigante del blues y de la música en general, John Mayall y su banda los Bluesbreakers, precursor del blues británico, instrumentista y guitarrista que dejó boquiabiertos al público, un concierto para recordar con buen blues y unos solos de guitarra de uno de los artistas mejor valorados del panorama musical por su trayectoria.

Ya se iba deslumbrando el potencial de este festival. Al finalizar Mayall, la rampa del escenario empezaba a sonar con los pasos de Otis Grand, que volvía a Cazorla para dar lo mejor de sí, no paró de tocar, encantado con el público se dejó la piel en el escenario como pocas veces lo ha hecho. Un concierto el que nos dejó el gran Otis.

Para cerrar el viernes, y con muchas ganas de visitar Cazorla tras no poder viajar la pasada edición. Carvin Jones, dio todo un recital de guitarra y blues eléctrico, interactuando con el público de una manera sorprendente se subió a las gradas de la plaza de Toros agradeciendo al público su presencia y entregado en su concierto despidió la noche del viernes por todo lo alto.

Sábado

El sábado se presentaba como una jornada muy intensa, era la primera vez que este festival ponía a disposición de la gente conciertos desde bien entrada la mañana hasta las últimas horas de la madrugada.

Un escenario más cercano y más anecdotico esra la apuesta por los organizadores. A las faldas de las Ruinas de Santa María pudieron dsifrutar los aficionados al blues de dos conciertos de la mano de Basin Strett Café y Vladi Olmos y David García.

Por la tarde, más cañera si cabe abrían los ‘Travellin Brothers’, seguidamente Mingo & The Blues Intruders y ‘Tres Hombres’ para echar el cierre a un experimento que encantó y que ha ido creciendo con el paso de los años.

Por la noche, tocaba darlo todo. Cinco conciertos y empezando por la gran voz del blues y el góspel, Sista Monica,  la primera blueswoman que visitaba Cazorla demostrando lo especial que es escuchar una gran voz femenina.

Le siguió, la estrella de la edición. Y es que era muy difícil por aquel entonces disfrutar de un concierto del gran Buddy Guy, traje y guitarra de lunares en el escenario. Buddy demostró porque es uno de los mejores guitarristas de la historia. Ya lo decía Sonny Buy Williamson, “Buddy tiene la increíble capacidad de ir de un espectro a otro. Puede tocar con el silencio más silencioso que jamás hayas oído ¡y también puede tocar de la forma más ruidosa que jamás hayas oído! Yo acostumbro a tocar fuerte, la mayoría de las veces, pero los tonos de Buddy son sencillamente increíbles… ¡el puede ponerle tanta emoción usando tan poco volumen!”. Y así lo hizo en Cazorla, bajado al ruedo con su guitarra disfrutó con el público llegándose a salir hasta fuera del recinto en una imagen que quedó reflejada en la memoria de los bluseros.

Con la piel de gallina tras disfrutar del concierto de Buddy Guy, llegaba el turno de otro grande del blues, esta vez de la armonica, Rod Piazza & The Mighty Flyers, un concierto muy vivo y con mucho swing que hizo bailar a todo el público.

La edición se cerró con los amigos de la ‘Blues Band de Granada’ y una jam sesssión de los ‘Reyes del KO’.

  Buddy Guy, John Mayall y tres nuevos escenarios para celebrar el decimo aniversario de BluesCazorla

BluesCazorla 2004

Kenny Neal

Tony Coleman

Ann Rabson

Kenny Neal, Tony Coleman y Gary Primich para despedir los conciertos de noche en el auditórium del Cristo

Ann Rabson puso la voz femenina al noveno festival.

BluesCazorla iba apuntando maneras y ya se iba observando que esta podía ser la última edición en el espacio del Auditorio del Cristo para dar un salto de calidad importante como impulso turístico y cultural.

Entre el plantel de artistas invitados estaban Kenny Neal, Tony Coleman, Gary Primich y Ann Rabson que solaparon a la perfección la ausencia de Carvin Jones.

Kenny Neal asombró en su concierto. En un gran momento de forma subió al escenario para darlo todo y a ritmos de su guitarra blusera empezó a mostrar a un Auditórium abarrotado sus especiales dotes musicales. Conserva el sonido del blues de su país natal, el sur de Louisiana, como aprendiz de de Harpo Delgado, Buddy Guy , y su padre, Raful Neal.

Neal, ya había colaborado con grandes artistas como Taj Mahal, Lucky Peterson y Lazy Lester, lo que hacía que los aficionados al blues estuvieran viendo a un gran artista.

Tony Coleman movió al público como hasta el momento nadie lo había hecho. Con su batería no paró de cantar y de desprender preciosos sonidos con su batería. Tony hizo a viajar a los espectadores con canciones que han marcado su trayectoria y experiencia tras tocar con artistas como BB King, Otis Clay, Albert King, Bobby Blue Band o Johnny Taylor entre muchos otros.

Ann Rabson puso la voz femenina y una manera inolvidable de tocar el piano a ritmos de blues y soul.  Cantante de blues, pianista y guitarrista estadounidense. Ann fue clasificada como una importante mujer del blues moderno, contaba con ocho nominaciones en los Blues Music Award.

La armónica es un instrumento que ha ido calando en el festival, Gary Primich, fue uno de los culpables de que este instrumento sea tan preciado en Cazorleans. Dio todo un recital y no era para menos cuando se ha codeado con grandes artistas como Jerry Portnoy, Howard Levy o Andy Santana. Gary dejó a los bluseros un concierto para recordar.

Además de esos artistas, los bluseros disfrutaron del blues nacional tan característico en este festival de la mano de Campillo & Bañon, Danny Boy, The Charmers, The Blues Blasters o Txus Blues & José Bluesfingers.

Kenny Neal, Tony Coleman y Gary Primich para despedir los conciertos de noche en el auditórium del Cristo

BluesCazorla 2003

Otis Grand

Keith Dunn

BluesCazorla empieza a crecer con Otis Grand y Keith Dunn

La octava edición daba un impulso también con las actuaciones de Velma Powell y el grupo Joyfull Gospel.

Cazorla iba notando que este festival tenía aires de crecimiento. Cuando se comentaba en los aledaños del escenario del Auditorio del Cristo que una de las grandes guitarras de blues iba a estar en Cazorla, parecía increíble.

Y así fue. El gran Otis Grand salió a escena, guitarra en mano y con muchas ganas de realizar un gran concierto para demostrar a los aficionados la importante apuesta que había realizado el Ayuntamiento de Cazorla por potenciar este festival, que no iba a defraudar a nadie.

Otis mostró su mejor repertorio musical, ya que la ocasión lo merecía, y sonaron canciones como ‘Perfume & Grime’, ‘Buzz Me’, ‘Six Ways’ y ‘Don’t Talk About Me’.

Keith Dunn complementó a la perfección una actuación de gran calidad, con su armónica, y con la influencia de haber tocado con grandes artistas como James Cotton, Big Mama Thorton o Jimmy Rogers, Keith regaló un concierto con mucho blues y jazz que gustó al público.

Entre las actuaciones, también destacó la de la eléctrica Velma Powell o el grupo Gospel, Joyfull Gospel.

También actuaron con mucha calidad Shry, Amar Sundy, Edu Big Hands & The Whiskey Tren, Bles Devils, Felix Slimp, Pecos Beck Group, Alias Blues Gang, Marcos Coll & Adrian Costa y Pau Comellas & Miguel Talavera en un festival que duró hasta el amanecer.

BluesCazorla empieza a crecer con Otis Grand y Keith Dunn

BluesCazorla 2002

Canned Heat

Caledonia Blues Band

Canned Heat emociona en la séptima edición de BluesCazorla

La séptima edición recogía la segunda mítica banda de blues y rock que visitaba Cazorla.

Canned Heat visitaba Cazorla ante una expectación muy grande en los aficionados bluseros que ya empezaban a escuchar que BluesCazorla era un festival que pintaba muy bien. Esta mítica banda de blues rock y boogie rock formada en Los Ángeles en 1965 muestra la importancia de un grupo que no sólo reside en su música basada en el blues, sino también en sus esfuerzos para reintroducir y revivir las carreras de algunos grandes bluesmen, así como sus habilidades para la improvisación.

Encabezada por Larry Taylor ‘The Mole’, Fran Cook y Adolfo de la Parra ‘Fito Beans’, la banda Canned Heat hizo viajar a los espectadores por las canciones de sus mejores álbumes como  Livin’ the Blues o Going Up The Country. Sin duda, un concierto que está en el recuerdo de muchos de los aficionados que visitaron Cazorla ese año.

Como complemento al festival, bandas como Hideaway o Caledonia Blues Band, una banda con mucha fuerza en la época con artistas que luego han seguido en el mundo del blues en solitario como Lolo Ortega o Mingo Balaguer.

También otras bandas como Oh Well+Det Ferring, Andabluses, Los Lagartos, Smilling Jack Smith y Pixie Dixie New Orleands dieron mucho de que hablar en un festival que por aquella época veía el amanecer.

Canned Heat emociona en la séptima edición de BluesCazorla

BluesCazorla 2001

Dr Feelgood

Paul Lamb & The King Snakes

Dr Feelgood se convierte en la primera banda mítica que visita Cazorla

Ian Siegal Band y Paul Lamb & The King Snakes complementan un potente cartel para un festival bastante joven.

Este fue el año de un salto de calidad importante para BluesCazorla. La mítica banda ‘Dr Feelgood’ visitaba Cazorla con una gran expectación. Un momento histórico para el municipio ya que no se había podido aún disfrutar de una banda internacional con tanta historia.

Esta banda de rock fundada en 1971, visitó Cazorla con muchas ganas de mostrar porque esta banda había logrado tantos éxitos, aunque sin algunos de los componentes fundadores de la banda, los bluseros pudieron disfrutar de la calidad musical de Kevin Morris, PH Mitchel, Steve Walwyn y Robert Kane.

Ian Siegal Band, la banda del gran Ian Siegal se paso por Cazorla para dejar sus mejores dotes musicales, una buena banda de blues eléctrico para un festival que emocionaba.

Paul Lamb y su banda ‘The King Snakes’ también tocaron en esta sexta edición, un armonicista con clase que presumía de haber tocado con Mark Knopfler, The Who o Rod Stewart.

Para completar el cartel, los bluseros también bailaron y cantaron a ritmos de La Blues Band de Granada, The Blues Basters, Alex and The Boll, Sin Elefante, El Combo de la Casilla y Fede Aguado.

  Dr Feelgood se convierte en la primera banda mítica que visita Cazorla

BluesCazorla 2000

Mick Taylor

Un Ex Rolling Stones visita Cazorla

Mick Taylor se convirtió en la primera estrella que visitaba Cazorla como impulso a un festival que quería hacer historia.

Que los primeros aficionados que ya conocían el festival BluesCazorla, vecinos de la comarca y residentes cazorleños pudieran disfrutar de un gran guitarrista y un ex miembro de uno de los grupos de rock más grandes de la historia internacional se presentaba muy interesante.

Por ello, el escenario modesto del auditórium del Cristo se llenó hasta la bandera para ver a un grande de la música en solitario, grandes canciones de artistas que han tocado con el como Bob Dylan, Ron Wood o Jack Bruce sin dejar algún tema de los Rolling Stones y sus temas propios como ‘Ventilator Blues’.

Pero Mick, no era el único artista que componía el cartel del quinto BluesCazorla. Graham Foster o David Gwyn le daban un toque más de calidad a la edición.

Guitarrista y bajista con muchos años en el mundo del blues. Un artista que ha tenido el gusto de tocar con ‘La Vargas Blues Band’, M-Clan y Kiko Veneno. Un buen concierto de complemento al festival. Además de Foster y Gwyn también se pudo disfrutar de las actuaciones de ‘El Combo de la Casilla’, ‘Tonky Bues Band’ y ‘Fede Aguado Dúo’. Un Ex Rolling Stones visita Cazorla

BluesCazorla 1999

Tony Osanah

Un festival modesto y con Tony Osanah como invitado

La Blues Band de Granada y Ñaco Goñi ponían el acento nacional.

Eran pocos pero buenos los bluseros que empezaban a asistir a BluesCazorla para ver a artistas y bandas de blues que se dejan la piel escenario haciendo lo que más les gusta. Tocar y cantar blues.

Así, el cuarto festival nos deparó la visita de Tony Osanah, La Blues Band de Granada, Ñaco Goñi, El Combo de la Casilla, Red House, Blues Machine y The Soutern Cats en el auditorio del Cristo y con una entrada que ahora parece curiosa, 700 pesetas.

Con humildad y con ganas de disfrutar de buen blues los bluseros y aficionados a este estilo musical bailaron y sintieron la música durante toda la noche hasta bien entrada la madrugada.

La actuación de Tony Osanah fue la más esperada. Un compositor y cantante argentino que se anima con todo y que el blues que transmite mueve las emociones del público.

Un festival que gustó y que quedo para el recuerdo en los nostálgicos que pudieron disfrutarlo.

Un festival modesto y con Tony Osanah como invitado

BluesCazorla 1998

Graham Foster

El festival comienza a coger carácter internacional con la visita de Graham Foster

La Blues Band de Granada, Los Lagartos, La Estación y una Jam Sesión completaban el cartel.

BluesCazorla empezaba a gestarse como festival internacional y esa era la idea para que siguiera creciendo y forjándose como un festival de renombre.

En esta edición, con un presupuesto reducido se hizo el esfuerzo de traer a un buen artistas de blues como es Graham Foster y acompañarlo con tres buenas bandas nacionales como son ‘La Blues Band de Granada’, ‘La Estación’ y ‘Los Lagartos’.

En la noche de septiembre previa a la feria los primeros bluseros y rockeros iban acercándose al auditórium del Cristo con ganas de disfrutar de una buena noche de música con Graham Foster a la guitarra.

Así fue, y hasta bien entrada la madrugada los cientos de personas que ese año acudieron al festival bailaron y sintieron la música con ‘La Blues Band de Granada’, ‘La Estación’ y ‘Los Lagartos.

 

El festival comienza a coger carácter internacional con la visita de Graham Foster

BluesCazorla 1997

Vargas Blues Band

La Blues Band de Granada

Vargas Blues Band y La Blues Band de Granada en la segunda edición de BluesCazorla

Una banda emergente del panorama nacional visitó Cazorla en el mismo año que tocaba con Santana en Paris.

Una segunda edición con poca cantidad de bandas pero con mucha calidad. Dos bandas y un grupo invitado. Pero para los amantes bluseros poder escuchar a dos de las grandes bandas nacionales de blues de la época se presentaba muy interesante.

La Vargas Blues Band, una banda nacida en 1991 con muchas ganas de crecer en el mundillo del blues, visitó Cazorla con mucha fuerza. Con sus últimos discos ‘Blues Latino’ y ‘Texas Tango’ muy recientes en los intervinieron artistas de la talla de Chris Rea, Carlos Santana o Andrés Calamaro. La banda de Javier Vargas realizó un concierto para el recuerdo.

La Blues Band de Granada como es de costumbre en ellos no pararon de poner marcha en sus canciones y así hacer bailar al público durante todo su concierto.

La banda Pentágono, completó el cartel de esta edición como invitado especial.

Vargas Blues Band y La Blues Band de Granada en la segunda edición de BluesCazorla

BluesCazorla 1996

La Blues Band de Granada

Caledonia Blues Band

1994: El año en el que empezó todo

Caledonia Blues Band y La Blues Band de Granada empezaron la historia de BluesCazorla.

Un experimento diferente empezó a crearse en el año 1994. Una apuesta por un festival y un estilo musical distinto pero en el que se creía que podía cuajarse algo importante, así el Ayuntamiento de Cazorla echó a andar este festival que tantas emociones nos ha dado en 21 años.

Sobre el escenario dos de las mejores bandas del panorama nacional de la época como Caledonia Blues Band y La Blues Band de Granada.

Dos bandas amigas de Cazorla que desde aquel entonces comenzaron a gestar un festival de renombre que acapara más de 25.000 visitantes cada año que se mueven al son de la música, del swing, del blues, del soul, del rock & b, del rockabilly y mucho más.

Un festival que como ven comenzó de una manera modesta sin aires de grandeza por que la mente puesta en hacer algo único en el que la gente se quede reflejada y en la que marque uno de los fines de semana de julio en su calendario para no perderse la fiesta del blues, la fiesta de Cazorleans.

 

1994: El año en el que empezó todo

BluesCazorla 1994