El Ayuntamiento de Cazorla trabaja en la reordenación del tráfico para mejorar la accesibilidad en el municipio

El área de Seguridad Ciudadana y Tráfico quiere minimizar las incidencias y mejorar la convivencia entre vehículos y peatones.

El Ayuntamiento de Cazorla y en concreto la concejalía de Seguridad Ciudadana y Tráfico junto con la Jefatura de Policía continúan trabajando en la reordenación del tráfico para mejorar la accesibilidad en el municipio y la convivencia entre vehículos y peatones y minimizar las incidencias producidas a diario en ciertas zonas del municipio.

Las primeras medidas que se han tomado para este 2016 han sido la prohibición de estacionamiento sobre el acerado en la plaza de los Aligustres y estudiar, junto con los vecinos, la mejor fórmula para que la calle Llana deje de ser un problema para quienes a diario transitan por ella, tanto andando como en coche “pudiendo limitar las zonas de estacionamiento facilitando así el paso de vehículos de mayor envergadura como ambulancias, furgonetas o vehículos de reparto”, ha apuntado el concejal de Tráfico, José Luis Olivares, que ha insistido en que “Cazorla tiene una carga de vehículos importante y geográficamente cuenta con dificultades añadidas, por eso es conveniente seguir trabajando en mejorar la convivencia entre el tráfico rodado, los estacionamientos y el peatón”.

Las próximas acciones inmediatas que tienen previstas en su calendario son otorgarle el doble sentido a la calle Gabriel García Ortega, situada entre el juzgado de Cazorla y la residencia de ancianos Marín García; y señalizar dos nuevos pasos de peatones en la travesía del municipio, frente al Palacio de las Cadenas, declarado Bien de Interés Cultural.