La capilla ardiente de Miguel Picazo se instalará mañana en un espacio anexo al Teatro de la Merced de Cazorla

El alcalde de Cazorla ha manifestado sus condolencias por la muerte del cineasta cazorleño, Medalla de Oro de la Ciudad.

El alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez, ha expresado su dolor por la muerte del cineasta cazorleño, Miguel Picazo, autor de una de las obras maestras de la filmografía española, La tía Tula, y ha apuntado que “su pérdida deja un gran vacío no solo por hacer historia dentro del cine español, sino por ser un hombre que era grande porque su corazón necesitaba espacio”.

La capilla ardiente de Miguel Picazo se instalará mañana en un espacio anexo al Teatro de la Merced de Cazorla, concretamente en el patio del Ayuntamiento, y estará abierto desde las 10:30 horas a todo aquel que quiera darle el último adiós. Un lugar que para Picazo “representaba mucho porque en el Teatro de la Merced, también conocido como Cine, fue donde se despertó su inquietud por el séptimo arte”, ha subrayado Rodríguez. Posteriormente a las 13:30 horas en la Parroquia de Santa María se oficiará la misa.

“Su talento, inteligencia, memoria y conocimiento queda en el recuerdo de quienes tuvimos la ocasión de compartir con él algunos momentos”, ha manifestado el primer edil, que ha recordado a Miguel Picazo como “un amante de Cazorla, su tierra natal, la misma que lo recibió con los brazos abiertos cuando, tras su larga trayectoria cinematográfica, decidió volver para no marchar jamás”.

Miguel Picazo es el director de títulos como ‘La tía Tula’ y poseedor de reconocimientos como el Goya de Honor de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España en 1996 o la Medalla de Oro de Andalucía. En 2004, el Ayuntamiento de Cazorla le entregó la Medalla de Oro de la Ciudad.