ESTRUCTURA CONVENTUAL DE CAZORLA

19

El paso de una villa medieval dispersa a una villa renacentista que trajo el paso de los marqueses de Camarasa por Cazorla, también conllevó una nueva disposición en la villa con respecto al asentamiento de órdenes religiosas.

             En los últimos momentos de la Edad Media (s. XV) comenzaron a establecerse las primeras órdenes, siendo la de los Mercedarios posiblemente la primera, en el edificio actualmente compone el Ayuntamiento y el Teatro de la Merced. Su función original, fue el rescate de prisioneros en la guerra contra los musulmanes; posteriormente se dedicarían a obras de caridad y beneficencia.

19 - Estructura conventual de Cazorla

             Una pequeña comunidad de Hermanas Clarisas se instaló en una zona cercana a la actual Iglesia de Santa María a finales de la Edad Media, pero las inclemencias las hicieron mudarse en pocos años al convento de San Juan de la Penitencia en 1525, sobre el que hoy se encuentra el actual Albergue.

             Al poco tiempo de la instalación de las Clarisas, miembros de la Orden Franciscana las siguieron para poder confesarlas y otorgarles la comunión. Primero se instalaron con ellas en la ermita del Cristo de la Veracruz -hoy desaparecida-, y posteriormente en la zona en la actual calle San Francisco que debe su nombre a esta orden. Tras varios derrumbes y problemas, consiguieron terminar su templo en 1673 y su convento al lado, que daba cabida entre 15 y 20 franciscanos.

             En 1590, la Compañía de Jesús creó un colegio de primeras letras en Cazorla, en la actual calle del Carmen; colegio con reconocimiento a nivel peninsular según las fuentes, y que perduró hasta 1767, año en que fueron expulsados tanto de Cazorla como del Imperio español. Tanto el colegio como la Iglesia contigua fueron entregadas a miembros de la Orden de los Carmelitas Descalzos, renombrándose la iglesia como “Iglesia del Carmen”.

             Por último, unas monjas de la Orden de Agustinas Recoletas se ubicaron en un pequeño convento al lado de la Iglesia de San José, siendo éste el convento que más perduró, incluso después de las desamortizaciones eclesiásticas de mediados del s. XIX -aunque poco después se extinguiesen- que reconvirtieron de nuevo la estructura urbana de Cazorla, pero que aún hoy mantiene las antiguas zonas de asentamiento de los conventos religiosos.

Texto de Javier Sevilla Martínez

Aquí puedes encontrar su ubicación en el municipio: