La Noche de la Tragantía

tragantiaSe mezclan en este espectáculo durante un recorrido de entre cuatro y cinco horas música, danza, teatro, animación, gastronomía y disfrute de una noche de junio por parte de jóvenes y mayores en torno a la leyenda de la mujer-serpiente.
La noche de San Juan y la Tragantía han estado siempre unidas, puesto que la aparición de ésta ocurría en esa noche. El terror se plasmaba en la llegada de la noche y la amenaza consiguiente como recitan los versos de la canción:

Yo soy la tragantía – quien me vea –
No verá la luz del día – Ni la noche de San Juan.

La antítesis día-noche se convierte en una extensión polarizada vida-muerte, bien-mal. El maleficio a mediados del S.XX se rompía con la procesión mágica que encabezaba una calabaza con orificios y hendiduras de zagalillos que imitaban una calavera cubiertos con papel rojo y sobre un soporte de palo largo en el que se fijaba una vela. La intención está clara: la lucha contra las sombras nocturnas se plasma en la luminosidad del objeto. La luz de la vela es el amuleto que repele la profecía hasta llegar al siguiente día. Los jóvenes paseaban la víspera de la noche de San Juan este objeto por las calles del pueblo para repeler el mal de la mujer-serpiente.

La Recuperación del Mito de La Tragantía

Sin embargo, descubrimos una gran laguna entre la mayoría de jóvenes de Cazorla respecto a un mito tan relacionado con su localidad. Era previsible que si una generación desconocía en gran número la leyenda de la Tragantía, ésta desapareciese con el tiempo. Por este motivo nos propusimos difundir el mito, pero nos surgía un gran interrogante ¿cómo llegar hasta ellos? Después de muchas reflexiones llegamos a la conclusión de que la mejor manera para conectar era utilizar el lenguaje que mejor conocen: el audiovisual y un espectáculo multidisciplinar.

Las razones fundamentales para nosotros eran la transmisión del mito y la identificación Tragantía-Cazorla, de la misma manera que existe la identificación lagarto-Jaén, tarasca-Granada, etc.. La idea era considerar la leyenda como un atractivo turístico más, complementario a los ya existentes tanto en el pueblo de Cazorla, como en el Parque Natural. Otra de las razones que nos atraía, era la de ofrecer una alternativa para los jóvenes que fuera divertida, económica y diferente. Efectivamente, la idea en este sentido era estar una noche fuera de casa sin hacer nada de lo que habitualmente hacen los jóvenes un sábado por la noche, y por supuesto, divertirse haciéndolo. En este sentido, teníamos claro que los jóvenes no sólo debían ser sujetos pasivos, sino participativos.

La última razón que nos animaba era la de recuperar determinados espacios naturales de gran riqueza paisajística, histórica-artística y cultural, cercanos a la localidad, y desconocidos por la mayoría.

Al principio la idea era partir de un recorrido nocturno en la noche de San Juan que ilustrara la leyenda. Sin embargo, la idea evolucionó y se tornó más abierta, pero sin perder de vista el mito. Desde la primera edición hemos crecido pausadamente y hemos logrado establecer contacto con el mayor número posible de gente que estuviera dispuesta a colaborar: grupos de teatro, de danza, de música, de animación establecidos La idea fue ha sido bien recibida, y ya vamos por la quinta edición de la noche mágica de la Tragantía, en la que se mezclan durante un recorrido de entre cuatro y cinco horas música, danza, teatro, animación, gastronomía y disfrute de una noche de junio.

Conócenos:

Mario olivares López
Coordinador del proyecto
LA NOCHE DE LA TRAGANTÍA
Plaza Francisco Martínez, 1 (D-10) (Oficina de la Juventud)
Telf: 953 72 00 00
Fax: 953 72 40 10