Cazorla es un municipio situado en la provincia de Jaén, en la comunidad autónoma de Andalucía, España. Se encuentra localizado en la comarca de la Sierra de Cazorla, siendo su localidad más importante y la capital de la misma. El municipio cuenta con una extensión de 305,40 km², y una población de 7673 habitantes, según el padrón del INE realizado en el año 2016. Su densidad de población es de 25,12 hab./km².

Alrededor del 2.000 a.C., en las terrazas más antiguas del río Cerezuelo de Cazorla, se establecen los primeros poblados estables. Cerca de aquí, en un cerro conocido como la Loma del Bellotón, se ubica un pequeño poblado de la cultura del Bronce (1.500 a. de C.). La cultura íbera se desarrolló de manera importante en estas tierras.

Durante la romanización, los romanos se asentaron en esta región, conocida como “Saltus Tugiensis”, nombraron sus sierras como “Mons Argentarius”, por la riquezas de plata y sal que encontraron aquí. La presencia romana es muy amplia en la comarca e, incluso, se han encontrado algunos restos importantes dentro del mismo casco urbano de la actual Cazorla.

Durante la ocupación musulmana, tanto Cazorla como las localidades vecinas se van a fortificar, como indican los restos arqueológicos encontrados.

El Señorío de Cazorla fue durante la Edad Media un enclave fronterizo de gran importancia. Testimonio de ello es la tupida red de castillos y fortalezas que delimitaron el Adelantamiento creado en 1231, con la donación de la villa de Quesada y sus aldeas por Fernando III el Santo al prelado de Toledo.